¿Cómo se hace una revisión periódica en un vehículo con tacógrafo digital?

¿Cómo se hace una revisión periódica en un vehículo con tacógrafo digital?

Proceso de Intervención Técnica en Tacógrafos Digitales

Saber cada cuánto tiempo se debe realizar la revisión del tacógrafo es importante. De manera obligatoria, por normativa europea, debes calibrar tu tacógrafo cada dos años.

¿Conoces cómo se hace una revisión periódica en un vehículo con tacógrafo digital?

En el siguiente artículo te contamos para qué sirve y cómo realizar esta intervención para que estés al tanto de las acciones que llevan a cabo los profesionales de los talleres DTCO+ cada vez que sometes tu vehículo a una calibración técnica del dispositivo de control.

Vamos a verlo en 2 fases:

FASE 1: Comprobación del número de serie del KITAS 2185, DSRC y GNSS.

Nada más llegar el vehículo al centro técnico, sus profesionales comprobarán que nuestra documentación (permiso de circulación), corresponde al vehículo presentado.

Imprimirán tres tiques con (1) los datos técnicos, (2) los eventos y fallos y (3) los excesos de velocidad y los fotocopiarán y escanearán junto con la matrícula y fecha de primera matriculación del coche, tal y como se indica en el Real Decreto 125 de la normativa por la que se rigen los centros técnicos.

NOTA: Será imprescindible sacar la tarjeta de conductor antes de hacer cualquier comprobación en el vehículo.  

Revisada la documentación, pasarán a verificar el neumático. Tamaño, dibujo de la banda de rodadura, profundidad y presión de ambas ruedas motrices… Cuando alguno de los neumáticos de las ruedas principales, no presente dibujo o éste no llegue al milímetro de profundidad, entonces, se noticiará en las observaciones del informe técnico como una “revisión desfavorable”.

Posteriormente, se medirá el perímetro del neumático en pista, haciendo el marcaje en mínimo dos vueltas de rueda completas para medir la distancia recorrida con una cinta métrica. También se podrá hacer la medición con otras soluciones más tecnológicas, como el Tyremeter de VDO. Asimismo, se hará la comprobación en el banco de rodillos con el fin de ajustar, si fuera necesario, el factor de corrección.

A medida que se avanza con la intervención técnica se comprobarán tanto los precintos del fabricante, como el compartimento de la pila. Además del correcto funcionamiento de componentes como los lectores de tarjeta, la impresora, el puerto de calibración, el teclado y la pantalla.

Para la prueba del DSRC (interfaz de comunicación a corta distancia), los profesionales del taller colocarán la antena medidora a la distancia mínima permitida legalmente, de 2 a 10 metros, frente al centro del parabrisas. Esta antena confirmará si el DTCO comunica a distancia y si descarga correctamente pequeños ficheros de datos (matricula, excesos de velocidad, inserción de tarjeta…) en periodos de tiempo muy cortitos.

Estos datos se podrán transmitir a los dispositivos de las autoridades y en caso de que exista alguna incidencia o anomalía grave, éstos decidirán si detener el vehículo en cuestión. Bajo ningún concepto se sancionará a ningún vehículo que no se haya parado y revisado. Así, con el tacógrafo de nueva generación (el DTCO 4.0) y las comunicaciones DSRC, las inspecciones no se harán de forma sistemática, si no que los guardias ya tendrán un argumento o justificante específico para detener el vehículo.

Por otro lado, la comprobación del módulo GNSS, verifica si el tacógrafo recibe satélites y registra posicionamiento y coordenadas al inicio y final de la jornada, y cada 3 horas de conducción acumulada. El margen de error permitido es de 180m y las coordenadas se podrán revisar en la pantalla de tacógrafo. Los tacógrafos inteligentes son capaces de conectarse a tres sistemas de satélites diferentes; el GPS (americano), Galileo (europeo), y el Glonass (ruso).

NOTA: El tacógrafo inteligente de 2º generación, el cual se instalará en los vehículos de nueva matriculación a partir de agosto del 2023, solo se conectará a Galileo, ya que este satélite podrá encriptar los datos que llegan para evitar posibles manipulaciones en las transferencias.

A continuación, con la tarjeta insertada, se hará una descarga “quik check” para comprobar los eventos y fallos del tacógrafo y detectar posibles indicios de manipulación. Dentro del proceso de despiece del tacógrafo digital, también será necesario limpiar el lector de tarjetas, para facilitar la lectura de éstas.

Durante el reconocimiento del sensor instalado en el cambio, se puentea la instalación original del vehículo para comprobar la activación del sensor KITAS y ver si le afectan las corrientes o impulsos eléctricos. También se comprobará si hay un doble sensor o una manipulación entre medias. En caso de incidencia, será necesario revisar el sensor y/o reparar la instalación eléctrica para quitar la manipulación.

¿Cómo se hace una revisión periódica en un vehículo con tacógrafo digital?FASE 2: Pruebas de tolerancia o funcionales del tacógrafo.

Nos referimos a las pruebas relacionadas con la distancia recorrida y la velocidad. Ambas verificarán las tolerancias del tacógrafo, como por ejemplo los excesos de velocidad.

En cuanto a la parametrización, y puesto el contacto del vehículo, habrá que ajustar el factor de corrección del banco de rodillos. Esta prueba sirve para configurar el tacógrafo y asegurar que funciona correctamente en ese vehículo y con ese sensor en concreto. Posteriormente, se hará una prueba automática sobre el banco de rodillos, en la que el camión recorrerá 1.100 metros a 50km/h para una medición exacta. Hecha la medición, se comprobarán y ajustarán los parámetros necesarios dentro de la memoria del tacógrafo. Los errores y fallos existentes se eliminarán del almacenamiento del dispositivo de control.

A continuación, se pasará al reconocimiento final de los parámetros legales, tales como el número de serie del sensor de movimientos KITAS. Así se generará una última intervención técnica en el tique, que deberá imprimirse para que el conductor se lo lleve.  También se hará una descarga de los datos de la tarjeta de taller para añadirla al informe técnico (solo se descargarán los eventos, fallos y los datos técnicos correspondientes), junto con la foto final.

Como veis es un procedimiento complejo y tedioso el de la intervención técnica de tacógrafos. Requiere de un equipamiento de taller muy tecnológico con conocimiento y formación muy específica para hacerla legalmente acorde a la normativa 125.

Con la red de Talleres VDO-DTCO+, tendrás la garantía de ir con los mejores ya que te proporcionarán un servicio rápido, de calidad y libre de manipulaciones.

Por lo tanto, en caso de revisión periódica, no dudes en pasarte por un taller de la red VDO- DTCO+.

La calidad de los productos, servicios y tu satisfacción están asegurados.

    Aitziber Zabala Amezaga

    ¡Hola! Mi nombre es Aitziber y soy parte del equipo de Marketing en la empresa alemana Continental Automotive Spain. En un escenario tan cambiante donde la legislación es tan meticulosa y las sanciones tan considerables, nuestro objetivo es crear información de valor que ayude a simplificar el día a día de las empresas de transporte tanto nacional, como internacional.

    Ver todos los artículos de este autor
    Write a comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.